Translate

lunes, 16 de septiembre de 2013

La evolución de los ordenadores

En este post voy a tratar el tema de cómo los ordenadores han entrado en nuestras casas, como han ido mejorando y como nos han cambiado la manera de hacer las cosas; pero desde los modelos que yo he ido teniendo o manejando.

En el año 1982 salió el ZX Spectrum un ordenador de 8 bits con 16 kb de memoria (o 64 kb).
File:ZXSpectrum48k.jpg
Era un ordenador con unas teclas blanditas de goma, yo lo conocí en el 83, pues se lo compró un compañero. Era muy limitado en colores, gráficos, velocidad y todo. Se tenía que conectar a un televisor convencional. Fue el primer ordenador doméstico que entró en los hogares. No había tan apenas programas para él, ya que no existían ni siquiera tiendas especializadas como ahora. Venía con un interprete de lenguaje BASIC y si querías guardar algo lo tenías que guardar en un soporte externo.
 
En el año 1987 salió el Commodore Amiga 500 , fue el primer ordenador que tuve. Tenía 1 mb (1 mega) de memoria RAM. Ya tenía una disquetera. No tenia disco duro. Por lo que no podías instalar nada, cada vez que arrancaba tenías que meterle los disquetes del programa que querías utilizar.
 

 
File:Amiga500 system.jpg
Aunque fue uno de los primeros ordenadores de 32 bits su bus de datos era de 16. Ya podía funcionar con un monitor dedicado y tenía muchas más posibilidades de ampliación. Se le podía ampliar memoria y a través de las conexiones externas se le podían conectar periféricos. Tuvo mucho auge en su momento ya que proporcionaba buenos gráficos de serie permitiendo ver fotografías a todo color y jugar a vistoso juegos con la misma calidad de las máquinas recreativas de la época.
Empezó a utilizarse por músicos, fotógrafos y demás personas creativas.
La interfaz visual del escritorio era muchísimo más vistosa y elegante que la de los PC's, ya que entonces estaban todavía por el MS DOS (el WINDOWS 3.11 no salió hasta 1992) y éste salió 5 años antes.
 
Hay un ordenador que merece la pena mencionar, el Atari ST. Salió al mercado en 1985, llevaba un procesador de 32 bits como el Amiga y los buses de 16 bits. Era muy parecido al Amiga, o mejor dicho el Amiga era parecido a él. Y éste si que tuvo una acogida en el ámbito de la música profesional, ya que por ejemplo Alan Parsons lo utilizaba con las versiones primeras de lo que luego sería el fabuloso Cubase para hacer esos discos tan estupendos.
 

 
 
 
Mi segundo ordenador fue un Macintosh LC tenía 4 megas de RAM  y tenía un disco duro de 40 megas. Ya se podía guardar e instalar los programas y los documentos en el ordenador. Era muy limitado en las cuestiones de audio pero tenía suficiente potencia para hacer un proyecto que fuera MIDI. Me compré el Cubase, que por aquel tiempo iba por la versión 2. Todavía no existía el protocolo VST, y por lo tanto no había posibilidad de grabar en audio. Utilizaba un sincronizador y al grabar una pista con código de tiempo, el ordenador se sincronizaba perfectamente al reproducir el audio grabado. Por decirlo de alguna manera, el ordenador era capaz de tocar en tiempo real todos los instrumentos MIDI en vivo, pero con la ventaja de que podías editar cualquier nota, su duración, su volumen, el sonido seleccionado (ver si una melodía o un arreglo podía quedar mejor con un piano o con violines etc.) y realizar toda la mezcla del MIDI automatizada.
 
 
Luego vino la revolución informática del Windows 95, 98, etc. Realmente lo único que hicieron, fue poner al alcance del gran público una informática a un precio asequible con unas prestaciones decentes. No inventaron nada nuevo, ya que Amiga y Macintosh tenían un entorno mejor y los Mac eran mucho más fáciles de manejar y más potentes, pero eran mucho más caros  y sólo en ciertos trabajos profesionales se utilizaban cotidianamente (fotografía y maquetación de prensa y revistas).
Estos fueron los PC's que todos conocemos, a partir del Pentium empezaron a tener potencia para mover audio, grabar CD's y luego DVD's. Con las tarjetas de sonido por todos conocidas como las Sound Blaster, teníamos audio con calidad de CD en nuestro ordenador. Los juegos ganaron en calidad y realismo, e incluso se podía empezar a reproducir video con una calidad razonable.
Luego salió el formato MP3 y eso si que nos cambió la vida. Ha habido un antes y un después. Con la salida de Napster y el acceso a Internet de prácticamente cualquier persona, luego vino AudioGalaxy y los programas de P2P, al aumentar las velocidades de conexión como han aumentado, se empezó a aumentar el tamaño o peso de los archivos que se mueven por la Red con lo que la calidad ha mejorado tanto que se ha hundido la industria discográfica. Obligándolas a  poner unos precios más razonables a los CD's de música y a las películas DVD.
 
Hoy en día es normal tener ordenadores con Gigas de memoria y un Tera (1024 Gigas) de disco duro en los que puedes tener 10.000 discos en MP3  o más de 1000 películas en buena calidad. Con una velocidad que te permite editar audio a 24 Bits con proyectos de más de 30 pistas, reproducir instrumentos virtuales, con calidad que sólo comparándolos con el original podrías notar las diferencias. Es decir con un presupuesto informático de entre 4.000 y 6.000 € tienes más potencia y prestaciones que en los 90 con 200.000 €.
 
El ordenador ideal para audio y música hoy sería un ordenador con 16 Gb de RAM (o más), sistema operativo de 64 Bits (Windows 7 64 Bits, MAC OS X), procesador multinúcleo Intel I7 o Xenón, disco duro para el sistema de unos 500 Gb o más y otro para el audio solamente. Yo para el audio tengo uno SSD (disco de memoria sólida), de esta manera al no tener piezas móviles no sufre desgaste, ya que los normales a los 5 años me solían dar problemas.
Como tarjeta de Audio (que no son las de sonido normales) necesitas una profesional como mínimo de 24 Bits y que tenga entradas-salidas como necesites para hacer tu proyecto. Aparte vas a necesitar una mesa de mezclas a ser posible digital o como mínimo con interface digital y unos monitores de audio profesionales de respuesta plana ( es decir que suenen todas las frecuencias por igual, sin colorear el sonido).
Y luego toneladas de software.
 
 
Bueno en 30 años hemos pasado de unos ordenadores que casi no valían como máquina de escribir a otros en los que parece que podemos hacer cualquier cosa. ¿ Que nos deparará el futuro?
 
Bueno disfrutad de aquello que os haga sentir bien y no haga daño a los demás.