Translate

viernes, 29 de marzo de 2013

La Música y el estado de ánimo.


Hay tanta música en el mundo y tan variada que hay una apropiada para cada momento.
Hay algunas que te relajan y te calman los nervios, otras te animan y te motivan cuando estas decaido. Otras te dan energía cuando estás cansado y estás realizando un esfuerzo.
Cada uno tenemos nuestro gusto y no se puede querer imponer a los demás lo que a cada uno nos emociona. Hay personas que sólo oyen música clásica y desprecian todo lo demás; que pasa con estilos como el Jazz o el Blues ¿no tienen suficiente prestigio para ellos?. Porque da la casualidad que muchos músicos de Jazz primero aprenden toda la carrera de un instrumento en el conservatorio y luego tienen que seguir formándose para poder tocar Jazz.
El decir que el Heavy sólo es ruido es una muestra total y absoluta de la ignorancia del que lo dice, pues los músicos más prestigiosos de Rock y Heavy tienen una amplia formación académica y llegan a alcanzar cotas de virtuosismo increibles hace 20 años (Paul Gilbert, Steve Vai, Joe Petrucci, etc.).

Porque quedarte solo con un género, es mejor probar y buscar en otros que seguro que encuentras algo que te sorprende te inspira y te motiva para seguir viviendo y soportar este mundo.

Existen estudios serios sobre como influyen determinados estilos de música sobre las personas. Los lamas tibetanos, por ejemplo emplean la múscica en sus cánticos en los mantras que realizan a diario, para poco a poco ir sincronizando la respiración y las pulsaciónes del corazón, para unificar y canalizar la enrgía.
Desde la época de la guerra del vietnam están utilizando la música o el sonido para minar la voluntad de las personas en los interrogatorios, y con fines de lavado de cerebro, en estos casos sonidos estridentes, ritmos sincopados que van subiendo de tempo (velocidad) y disonancias producen en las personas, inquietud, nerviosismo, taquicardia y ansiedad terminando por vencer la voluntad por el agotamiento físico.

Pensad que detras de cualquier disco comercial de un artista de prestigio hay muchas horas de trabajo y años de preparación hasta llegar hay. Muchas veces ocurre que en un determinado momento de nuestra vida un tipo de música no nos gusta, o no la sabemos apreciar y sin embargo transcurridos 8 ó 10 años después representa un descubrimiento y nos gusta un montón.

Escuchad y disfrutad de la música que os guste y darle otra oportunidad a alguna otra de vez en cuando.