Translate

domingo, 21 de abril de 2013

La guitarra solista

Al principio cuando solo había instrumentos acústicos, en la música clásica se componía teniendo en cuenta dónde se iba a interpretar una determinada composición; por eso las composiciones de Bach para órgano las compuso en una determinada iglesia que producía una reverberación característica. La música de cámara era para tocarse en un salón y las sinfonías y operas en salas de concierto y teatros con una mayor cantidad de metros cúbicos de aire. Todas estas salas, las de cámara y las de conciertos estaban y están acústicamente optimizadas para que el sonido valla rebotando por las paredes y se vaya amplificando de manera natural como en las cajas de resonancia de los instrumentos acústicos.
En la composición se tenía en cuenta las posibilidades de cada instrumento, de manera que cuando uno en concreto tenía que destacar, los demás tenían que tocar más suave o incluso guardar silencio.

En la música moderna al principio la guitarra fue un instrumento de acompañamiento y no fue hasta que se amplificó cuando comenzó a tomar protagonismo. Al principio no se intentaba crear un nuevo sonido, sino que se intentó amplificar un instrumento acústico con algún sistema de captación, es decir eran guitarras huecas con caja de resonancia.



 
Se buscaba el conseguir amplificar el sonido de manera limpia y sin transformar, lo que se quería era que se pudiese escuchar a la vez que una orquesta, como una Big Band en el jazz de la época de Glenn Miller o el gran Django Reinhardt (en la foto).

En el blues también se comenzó a utilizar en vez de las guitarras acústicas.

Dicen que la evolución de la música moderna ha ido directamente relacionada con la capacidad económica de la comunidad afro americana, cuando los negros eran esclavos no tenían dinero y desarrollaron sus cánticos tradicionales y espirituales (Gospell), cuando fuero libres y pudieron ganar algo de dinero, incorporaron la guitarra acústica y la harmónica (Blues),cuando ya trabajaban en fábricas empezaron con guitarras eléctricas, y todo lo demás, con lo que vino el Rhitm & Blues , el Rock & Roll y demás.

Al evolucionar la fabricación del instrumento se dotó de 2 pastillas y mas circuitos (volumen y tono), con lo que ya se podía empezar a  realizar variaciones con el sonido habiendo nacido la guitarra eléctrica con un sonido muy diferente al de la acústica.




Cuando se inventaron las guitarras macizas como la Fender Stratocaster o la Gibson Les Paul fue el boom por primera vez la guitarra tenía un sonido potente y fue el gran innovador Jimi Hendrix el que puso la guitarra en el lugar que está ahora, el centro de atención de todos , llevaba el peso del ritmo, la melodía y la parte solista, ahora con los amplificadores potentes puestos en serie era capaz de ser el centro de atención del público.



Al principio se utilizó la propia saturación de los amplificadores para crear ese sonido clásico del rock de los 60 y los 70, pero en seguida se quiso más, y fue el propio Hendrix quien experimentó con pedales como el Octavia, el Cry Baby, el Overdrive, Distrosion y tantos y tantos otros. En los 70 se puso también de moda el utilizar un grabador de cinta para producir eco, produciéndose lo que se conoce como Tape Delay (tan utilizado en directo por Richie Balckmore).
A finales de los 70 querían más caña con lo que empezaron a experimentar y desarrollaron la manera actual de sacar el sonido de la guitarra, es decir poniendo dos distorsiones diferentes y combinándolas para sacar un sonido mucho más potente con mucho sustain y un gran impacto. Se mezclaba el overdrive , fuzz o distorsión con la saturación a válvulas que producía el ampli con lo que salieron los sonidos del Rock Duro y el comienzo del Heavy Metal con grupos como Judas Priest y Black Sabbath.
Hoy en día al hacer la misma combinación con los amplis super cañeros actuales se producen los sonidos demoledores del heavy y el trash metal actual.

En la combinación de los elementos está el sonido característico de cada artista.

Disfrutad y practicad lo que podáis.